Horario de consultas

De Lunes a Viernes: 

10,00 h a 14,00 h

16,00 h a 20,30 h

 

Sábados:

11,00 h a 14,00 h

Parásitos externos

Parásitos externos.pdf
Documento Adobe Acrobat [359.3 KB]

Tratamiento contra lombrices para mascotas

Los especialistas recomiendan desparasitar a perros y gatos cada tres meses.

Limpiezas de boca e higiene dental

La limpieza de boca consiste en la eliminación del sarro y la placa bacteriana que se deposita en las piezas dentales. Como en personas, su eliminación y cuidado es para corregir la inflamación en las encías, pérdida de dientes y también prevenir enfermedades en otros órganos como corazón, vías respiratorias, ojos por la migración de las bacterias de la boca a esas zonas.

Será necesario realizar este procedimiento bajo anestesia general. En toda anestesia que realizamos en nuestro centro, al paciente se le somete antes a unas pruebas mínimas necesarias para saber su estado de salud y poder individualizar el procedimiento anestésico. Estas pruebas son un análisis de sangre y un electrocardiograma, como se realiza en personas que se van a someter a cualquier intervención quirúrgica.

El día de la limpieza de boca habrá estado unas horas antes en ayuno total, por lo que antes de iniciar la intervención colocamos un catéter intravenoso para poder administrar suero y medicamentos. Esta vía también es necesaria para la administración de medicaciones de urgencia en el caso de que fuese necesario.

 

 

¿Por qué hay que hacerlo así, cuando en personas no se necesita ni anestesia local?El motivo es porque los perros o gatos no van a colaborar abriendo la boca y además es la forma más segura para el paciente. Otro motivo es que el aparato de ultrasonidos con el que se elimina el sarro, expulsa agua para evitar que se caliente en exceso y no se dañe el diente; nosotros en el dentista la escupimos, pero en el caso de los animales no es así y esa agua está cargada de bacterias que si pasan a vías respiratorias podrían dar un problema  al paciente. El tubo por el que administraremos la anestesia (tubo endotraqueal) tiene un globo para ajustarse a la traquea, y en este caso también evita el paso de esa agua a las vías respiratorias. Además, como en todas las cirugías, nos permite conectar el tubo con la máquina de anestesia y con el monitor y poder controlar sus constantes vitales (el CO2, el oxígeno y además controlar su ritmo cardiaco, la temperatura y su frecuencia respiratoria).

Una vez retirado el sarro evaluamos las piezas dentales, la profundidad del borde de la encía, el estado de las raíces y coronas dentales. Algunas veces será necesario hacer radiografías dentales para valorar esas raíces.

 

Una vez valoradas las piezas se comunicará al propietario por teléfono si es necesaria la extracción de algún diente y se pedirá su consentimiento para realizarla.

 

Tras la eliminación del sarro hacemos un pulido de las piezas dentales con el fin de dejar su superficie más lisa y retrasar la aparición nuevamente del sarro.

 

Aunque se haga alguna extracción dental, y gracias a la analgesia que administraremos, es muy probable que el paciente quiera comer tras pocas horas después de despertar de la anestesia.

 

Después de acabar la limpieza de boca procedemos al control de la recuperación del paciente en nuestra zona de hospitalización, suministrando analgesia y calor hasta que el animal pueda incorporarse.

 

En ese momento llamamos a los propietarios para que sepan cómo ha ido el procedimiento y comunicar el estado del animal.

 

En las horas posteriores, y tras la completa recuperación del paciente, el propietario puede venir al centro para su recogida. Se le indicará por escrito la medicación necesaria para los días posteriores y las siguientes visitas necesarias hasta darla el alta. Además comenzaremos con un programa preventivo individualizado para que el propietario pueda realizar fácilmente en casa y así hacer que los dientes duren limpios más tiempo.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro Veterinario Lisboa SL