Horario de consultas

De Lunes a Viernes: 

10,00 h a 14,00 h

16,00 h a 20,30 h

 

Sábados:

11,00 h a 14,00 h

Parásitos externos

Parásitos externos.pdf
Documento Adobe Acrobat [359.3 KB]

Tratamiento contra lombrices para mascotas

Los especialistas recomiendan desparasitar a perros y gatos cada tres meses.

Filariosis o enfermedad del gusano del corazón

La Filariosis canina es una de las enfermedades transmitidas por mosquitos presente en nuestro país.  A diferencia de la leishmaniosis que es transmitida por una especie concreta de mosquito, la filaria puede ser inoculada por cualquier mosquito hematófago (chupador de sangre). El parásito Dirofilaria Imitis  es un nematodo (gusano) que en su forma adulta se aloja en las arterias pulmonares y el ventrículo derecho del corazón, produciendo una grave afección cardiorrespiratoria que puede producir la muerte del animal.

Ciclo Biológico

Un mosquito hematófago pica a un animal infectado y al chupar su sangre también adquiere las microfilarias  (larva o forma juvenil del parásito) presentes en ella. Esta larva en el interior del mosquito sufre varias transformaciones hasta adquirir la forma infectiva. El mosquito, al picar a otro animal, inocula esta forma parasitaria. En un proceso que dura entre 6 a 7 meses, el parásito se hace adulto y podemos encontrarlo entonces en forma de gusanos de hasta treinta centímetros de longitud alojados en el interior de las arterias pulmonares (donde pueden estar presentes a los tres meses tras la inoculación) y en el ventrículo derecho del corazón. Estas filarias adultas se reproducen, liberando huevos al torrente circulatorio que rápidamente eclosionan liberando las microfilarias.

Síntomas de la enfermedad

En los seis primeros meses tras la inoculación del parásito, el animal no suele presentar síntomas. En esta fase las larvas migran por el organismo del hospedador sin producir alteraciones. Es cuando se asientan en las arterias pulmonares cuando comienzan a aparecer. Se producen toses, dificultad respiratoria  e intolerancia al ejercicio. La presencia del parásito en el interior de las arterias pulmonares origina graves procesos inflamatorios en las mismas que, junto con la liberación de fragmentos de los parásitos que mueren, dan lugar a fenómenos de tromboembolismo  causando hipertensión pulmonar que con el tiempo deriva en una grave insuficiencia cardiaca congestiva. Todo este proceso hace que el animal pierda peso progresivamente, presente dificultad respiratoria muy marcada, acúmulo de líquido en el abdomen (ascitis), shock, fallo hepático, hemoglobinemia (hemoglobina libre en sangre) y hemoglobinuria (hemoglobina en orina) y finalmente la muerte.

Distribución de la enfermedad

Es una enfermedad presente en toda la cuenca mediterránea. Se sabe que en nuestro país existen zonas con una prevalencia altísima (Huelva, Cádiz, Tenerife, Gran canaria, Ibiza, Delta del Ebro, Aranjuez, Valle del Tormes). En el resto del país la presencia del parásito, aunque menor, debe considerarse como importante. Recientes estudios prevén además que la tendencia es a incrementar su presencia en mayor número y cada vez en zonas más extensas de la Península Ibérica. Esto es debido en parte a que las temperaturas medias tienden al alza y hacen más favorable la presencia de los mosquitos. Es importante también la presencia en nuestro país del Mosquito Tigre, que al tener hábitos diurnos de vida, solapa su actividad con la del resto de especies de mosquitos que actúan en horas nocturnas,  incrementando de esta manera la posibilidad de transmisión del parásito. Por tanto debemos contar con la Filariosis como una enfermedad emergente para los próximos años.

Prevención

Afortunadamente disponemos de un fármaco (Moxidectina), que en forma de inyección anual, hará que cualquier larva de filaria que sea inoculada al perro protegido, muera antes de convertirse en gusano adulto.

Existen además otros tratamientos preventivos  en forma de pastilla o de pipetas de aplicación cutánea, pero presentan como inconveniente  que deben ser administrados mensualmente.

 

Si tiene cualquier pregunta al respecto, no dude en preguntarnos. Estaremos encantados de poder asesorarle personalmente.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro Veterinario Lisboa SL